Bienvenidos

Hola a todos:
Bienvenidos al Blog. En este espacio virtual vamos a presentar actividades y proyectos de trabajo del curso de Economía y Ciencias Jurídicas e intercambiar ideas.
A partir del 4 de julio y hasta el 11 de julio vamos a debatir "online" sobre los temas de interés elegidos por los grupos. Para participar en la discusión solo tienes que escribir tu aporte en "Comentarios" y no olvides tu nombre al final.
En el siguiente enlace encontrarás algunas recomendaciones para escribir en un Blog: http://cafeintercultural.blogspot.de/p/textos.html
Muchos saludos,
Claudia

3 nov. 2007

Hola!

Marianna, en un sentido estoy de acuerdo contigo. Sería mejor una ley contra la violencia doméstica en general, sea la violencia de género, la violencia contra los ninios, o la violencia contra los hombres. Pero, al otro lado, no nos hagamos ilusiones: las cífras muestran que violencia, al menos la violencia física, más veces que no, solamente tiene sexo gramático femenino. Eso no quiere decir que no fuera posible que una mujer pegue a su marido (el ejemplo más famoso sería Karacic: su esposa le molió a palos en público con su calzado! Es por eso que se volvió en este carnicero de peor forma?!? psico-locos, adelante!) Bueno, en serio: Sí, Marianna, tienes razón. Pero conocemos leyes y reglas específicamente para mujeres que han beneficiado la situación de la mujer. Por ejemplo, la cuota femenina en los partidos políticos. Pues, en realidad los partidos capitalistas no sirven para nada, con o sin cuota, sea quien sea que administre el sistema capitalista, me da igual, pero las cuotas sí han cambiado el papel de mujeres en movimientos progresistas. Otra vez: hay que cambiar el pensamiento; las leyes solas no ayudan. Pero si forman parte de un proceso social, yo no pienso que no sirvan.
Otra cosa es la cuestión cultural, y eso es un argumento polémico, porque me parece que el hecho que la Ley Integral se dirija solamente a las espaniolas es, en un sentido, sólo una extensión del pensamiento tradicional que hizo posible el maltrato de mujeres por tantos anios. Y acá no somos mejor. O por qué es que, como chiste, decimos en Alemania (y en Gran Bretania también): "Dígame, es verdad que su mujer todavía le pega?"

Bueno, ahora dejo de ser político. Voy a tomar una cerveza. Estaré en el "Teufel" en Kirchheim. Si a alguien se le da la gana venir tambien: ven! Si no: ya sabéis cuál bar tenéis que evitar esa noche, ya que voy a estar allá...

Saludos, Nick

No hay comentarios:

Publicar un comentario