Bienvenidos

Hola a todos:
Bienvenidos al Blog. En este espacio virtual vamos a presentar actividades y proyectos de trabajo del curso de Economía y Ciencias Jurídicas e intercambiar ideas.
A partir del 4 de julio y hasta el 11 de julio vamos a debatir "online" sobre los temas de interés elegidos por los grupos. Para participar en la discusión solo tienes que escribir tu aporte en "Comentarios" y no olvides tu nombre al final.
En el siguiente enlace encontrarás algunas recomendaciones para escribir en un Blog: http://cafeintercultural.blogspot.de/p/textos.html
Muchos saludos,
Claudia

24 nov. 2008

Hola a todos,

como Kerstin se dedicó a un tema sanitario, a mi me gustaría fijar la atención en preguntas pedagógicas. Mi artículo trata de caracterísicas de la generación “millennial” y de las consecuencias para la vida universitaria especialemente de Argentina, según el tíulo para la creatividad docente. La periodista Raquel San Martin se refiére a la generación nacido entre las 1985 y 2000 que está creciendo con “nuevas” tecnologías cuales no han sido parte de la education de sus profesores. Por esa causa siguen unos deciciones inciertos que se enlacen en cuanto a la integracón al currículo, a las ventajas pero también a las límites para el trabajo universitario, como por ejemplo el uso de copias de textos del internet.

Aparte de ese movimiento los estudiantes están cambiando sus actitudes a las universidades como sistema. Sobre todo no lo usan para acumular conocimientos, sino para ganar las entradas al postragdo o trabajo. Por consiguiente aparecen otros objetivos para los docentes primero en su función y segundo en su forma de dar clases. Podemos preguntarnos

1. ?cómo vemos nostros nuestros profesores y que importancia tiene la autoridad y el conocimiento a diferencia del rasgos característicos teatrales en nuestros ojos? ?Cuáles profesores consideramos con aprecio? ?Pensamos tambièn que solamente representan posibildades para establecer contacto para el futuro o talvéz usamoslos como modelos para desarollarnos? ?Podría ser possible que algun día reempacemosles con tecnologías?
2. ?Piensan que esa discussión es una pregunta de generaciones? ?Entonces como ven ustedes la nuestra en comparación con las pasadas? ? Están de acuardo con la descripción como escépticos, pragmáticos e individualistas, hedonistas e impacientes?
Estoy muy expectante por sus ideas, observaciónes y opiniones.

Les deseo un buen día…
Hasta el martes,

Annabelle

PS.: Por favor reemplacen los signos de interrogaciónes…no encontré la tecla correctra… ;)

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Annabelle.
    Yo creo que definitivamente había un cambio en el sistema de educación. En mi opinión este cambio tiene que ver con un cambio en la sociedad. La utilización del internet alcanzó una grande importancia y el manejo de los nuevos medios es indispensable para el alumno de hoy. Desgraciadamente cosas nuevas siempre corren peligro de ser abusadas: El aprovechamiento ilegal de plagios - por ejemplo - es un secreto de voces lo que no quiero justificar para nada. A pesar de todo pienso que resulta de la gran opresión que carga sobro los alumnos y estudiantes de hoy, la que entonces no saben manejar más. Aquí empieza el compromiso de los docentes, profesores y catedráticos quienes deben avalar a los estudiantes a arreglarse como se puede en esta sociedad en transformación perpetua.

    Saludos y hasta el martes!
    Rebecca

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con mucho que este artículo dice: es verdad que la universidad ya no tiene el papél que, quizás, tuvo antes de veinte o treinta años, ya que no más tienes la garantía que, con un diploma o un doctorado, encuentres trabajo. Además, no es seguro que, si encuentras un puesto que te gusta, vas a quedarlo hasta el fin de tu carrera. Creo que por esa razón la actitud de los estudiantes ha cambiado. Sin embargo, a mí me parece un cambio positivo. Ya que la universidad no más sirve para la preparación de una carrera específica, los estudiantes tienen más libertades. Eligen sus cursos y los combinan con actividades fuera de los cursos tradicionales. Así, se preparan para una vida con cambios que les esperará; aprenden considerar las alternativas y vivir con los cambios como si nunca hubiera sido diferente.

    En consiguiente, es claro que el papél de los profesores tiene que cambiar también. Tienen que ser capaces de aconsejar a sus estudiantes y, además, de entretenerles. Para una generación que creció con el internet y muchas posibilidades de divertirse, nada es más aburrido que un profesor quien sigue hablando o escribiendo por noventa minutos. Con mi trabajo en la escuela a menudos me doy cuenta que los niños esperan muchos cambios de métodos y ya no pueden prestar atención a una coas por más de uno minutos. Sin embargo, aunque a veces lo encuentre difícil como profesor, no me parece mala cosa, ya que estos niños son capaz de tomar cosas muy rápido, tal vez debido a los cambios y cortes frecuentes en la televisión.

    Aparte de entretener a los niños, los profesores también tienen que enseñarles utilizar los nuevos medios; por una parte, ya que hay una multitud de informaciones, películas y actividades en el internet; por ootra parte, porque los niños trabajarán con estos medios en su futuro. Lamentablemente, muchos profesores son viejos, algunos años antes de su jubilación, y la mayoría de las escuelas todavía no tiene el equipamiento - conexiones al internet bastante rápidos, un número suficiente de computadoras o proyectores de video en cada piso. Por eso, es, en el momento, todavía excepcional que los alumnos aprendan utilizar estas tecnologías.

    Durante mi educación universitaria, en cambio, tuve dos (con éste, tres) cursos en los que comunicamos sólo a través del internet. Este intento fue interesante por su diferencia - nunca encontramos a los participantes ni a la profesora y aprendimos utilizar los medios tanto como dar clases virtuales - pero estos dos cursos fueron bastante. Personalmente, me gusta más encontrarme con los otros estudiantes y el profesor; y, asimismo, las clases reales son más efectivas que las clases virtuales, porque puedes preguntar algo sin encender la computadora antes. Igualmente, tienes que dedicar más tiempo a las clases virtuales y no acabas de trabajr cuando estás en casa.

    En resumen, el artículo refleja, en mi opinión, la situación en unas universidades y escuelas, pero no considera los problemas y desventajas de la generación milenia de manera suficiente.

    Qué tengan buena semana!

    Muchos saludos,

    Riko

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola a todos!
    Gracias Annabelle por este artículo. Era muy interesante. Era la primera vez que oí del término de los “milenials”.
    Estoy en muchos aspectos de acuerco con lo que han escrito Rebecca y Riko. Creo también que la tecnología es algo muy importante para los jóvenes en general y en particular para nuevos métodos de aprender. Pero no pienso que sea un substituto para cualquiera interacción social. Por eso, es importante que características tengan los docentes como pedagogos. El mundo virtual no puede ser un substituto para el mundo real y el trato con otras personas – ni en la docencia ni en otras situaciones.
    Creo también que la universidad es para muchos como un servicio o un objeto de consumo. Claro que los jóvenes ven la situación trabajadora moderna de sus padres y que ensayan a adaptar a este mundo laboral. Por eso, la universidad es para muchas personas una institución en la cual aprenden cosas para la vida en todos aspectos y no solamente para empezar una carrera.
    ¡Hasta mañana!

    ResponderEliminar
  5. Hola Annabelle.
    Me parece que el estudio de Física no ha cambiado tanto. Claro que hoy día se utilizan proyectores de vídeo, que se mandan las ejercicios por email y que se publican los resultados de exámenes por internet. Pero no creo que la relación entre los docentes y sus estudiantes sea afectada por los nuevos medios. Todavía existe la misma distancia como durante las generaciones anteriores. Para los docentes es imposible conocer a sus estudiantes cuando hay 200 o más en un curso. La situación mejora un poco durante el estudio en cursos especiales con mucho menos personas, pero en general es solamente una minoría de los docentes que realmente puede conectar con sus esudiantes y entender sus problemas con las lecciones. Quizas la situacion vaya a cambiar cuando los “millenials” llegan a ser docentes.

    Hasta luego

    ResponderEliminar